Diseño Web Madrid

Las esculturas de Igor Mitoraj llegan a Pompeya

Promedio: 5 (1 voto)

Escultura de Dédalo de Igor Mitoraj

Cuando tradición clásica y modernidad se dan la mano, el resultado puede ser de una belleza sobrecogedora. Es lo que ha ocurrido en el yacimiento de Pompeya al llegar a él las grandes esculturas del artista polaco Igor Mitoraj, uno de los máximos representantes del arte en la segunda mitad del siglo XX. Aunque de incuestionable pasión moderna, Mitoraj fue durante toda su vida un amante del clasicismo griego y latino, y siempre tuvo en mente sus modelos de belleza.

Cuando le sorprendió la muerte en el año 2014, Mitoraj trabajaba junto a las autoridades italianas en una gran exposición de parte de su obra en el marco incomparable de las ruinas de Pompeya, una exposición en la que el artista había puesto todas sus ilusiones. A pesar del fallecimiento del escultor, el Ministerio de Cultura italiano, con Dario Franceschini al frente, decidió seguir adelante con el proyecto como un homenaje al escultor fallecido y, al mismo tiempo, como un incuestionable reclamo para los turistas. De este modo, los preparativos para que las esculturas de Mitoraj fueran expuestas entre los templos y las casas de Pompeya continuaron su rumbo.

Finalmente, las primeras esculturas han sido situadas en los lugares en los que, a partir del próximo mes de mayo, podrán ser contempladas por los miles de turistas que cada día visitan la ciudad del Vesubio. La primera en ser colocada, con ayuda de una inmensa grúa, es la dedicada a Dédalo, el mítico ingeniero de la corte del rey Minos. Tanto ésta como una gran parte de las esculturas que serán expuestas tienen tema mitológico o histórico, por lo que su fusión con el entorno será muy sencilla.

Fuente: La Repubblica

Comentarios