Aparece en el Museo Arqueológico de Nápoles una botella de aceite procedente de Pompeya

Sin votos (todavía)
Luis Manuel López | Noticia | 26/11/2018 - 10:39Comenta

Botella de aceite pompeyano hallada en el Museo de Nápoles

Los fondos del Museo Arqueológico de Nápoles no dejan de ofrecer sorpresas a los arqueólogos y los amantes de la Antigüedad. La cantidad de objetos y piezas sacadas de los diversos yacimientos a lo largo de los últimos siglos y la imposibilidad de exponer al público de forma adecuada han hecho que los almacenes de esta institución se hayan convertido en un nuevo terreno a explorar en el que los profesionales indagan y bucean en busca de novedades que aporten datos a nuestro conocimiento del mundo romano.

En esta ocasión, el hallazgo se ha producido mientras se preparaba el rodaje del programa de la televisión pública italiana “Stanotte a Pompei”. Este espacio televisivo que aborda el arte de un lugar o un periodo concreto se ha convertido en un referente cultural en Italia, reuniendo ante la pantalla a una cifra de espectadores nada desdeñable para un programa de contenido cultural. Mientras preparaban algunas escenas en los almacenes del Museo de Nápoles, los especialistas que forman el equipo del programa se encontraron con un objeto excepcional: una botella de vidrio casi llena de aceite.

La botella en cuestión fue extraída del yacimiento de Pompeya en las primeras excavaciones realizadas en este lugar, en tiempos del por entonces rey de Nápoles que se convertiría posteriormente en Carlos III de España. Los métodos de excavación de la época y las carencias en documentación y etiquetación de las piezas han hecho que se pierdan muchos datos que impiden analizar en detalle el objeto. Sin embargo, todo apunta a que podemos estar ante la muestra de aceite más antigua del mundo que se ha conservado en estas cantidades nada desdeñables. En un primer momento se pensó que lo que la botella guardaba era en realidad vino, pero su consistencia grasa ha llevado a los especialistas que han analizado la pieza a concluir que es un tipo de aceite.

La botella y su contenido, que habían permanecido en una caja cerrada desde su llegada al Museo, han sido trasladados a los laboratorios para su correcta manipulación y análisis. Las condiciones en las que la botella se conservó tras la erupción del Vesubio y el paso de dos milenios han hecho que el aceite ya no esté en forma líquida, sino casi solidificado, por lo que su aspecto resulta muy peculiar. El estudio tanto del recipiente como de su contenido ofrecerá una enorme cantidad de datos acerca de la elaboración del aceite en el mundo romano que hasta ahora no habíamos podido constatar de forma empírica.

Comentarios