La diosa Juno que languidece en un almacén de Badajoz

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Arqueología | 16/07/2018 - 09:40Comenta

Juno de Regina en el momento de su hallazgoAl sur de la provincia de Badajoz, en la región antaño habitada por los túrdulos, entre el Guadiana y el Guadalquivir, se encuentra la ciudad de Regina Turdulorum, uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes del sudoeste de la Península Ibérica. Esta pequeña urbe fue un importante núcleo en las comunicaciones entre Hispalis y Emerita Augusta, y es posible que fuera inaugurada en tiempos del emperador Claudio. Durante la dinastía de los Flavios alcanzó su máximo esplendor gracias a la concesión del estatus de municipio. Es de este época de cuando datan la mayor parte de los edificios públicos y monumentos que se han encontrado en Regina Turdulorum.

El teatro romano es el edificio mejor conservado y el más significativo de todo el yacimiento arqueológico. Conocido antes de su excavación como “los Paredones”, tras varias campañas arqueológicas y obras de restauración, el teatro ha recuperado su escenario y una parte de las gradas. Cada verano se celebra en el teatro de Regina un festival que pone en escena obras clásicas y modernas y que atrae a cientos de personas.

Además del teatro, el yacimiento de Regina cuenta con una bien conservada red de calles y casas particulares, así como restos del alcantarillado, la muralla y el acueducto. Todos ellos han hecho que el el gobierno haya otorgado a la ciudad de Regina Turdulorum la calificación de Bien de Interés Cultural, que le ofrece al recinto una especial protección y ciertos privilegios de financiación.

Una de las piezas más importantes halladas en la ciudad de Regina es la escultura de la diosa Juno, esposa de Júpiter y divinidad protectora del hogar y la familia. La estatua fue encontrada en buen estado de conservación, aunque sólo ha llegado hasta nosotros su parte superior. La identificación con la diosa Juno ha sido posible gracias al estudio de las diversas esculturas de esta diosa halladas en todo el Mediterráneo, con una simbología (diadema, manto anudado bajo el pecho, velo que cubre parte de la cabeza) muy semejante a la que se ha encontrado en Regina. Algunos especialistas consideran que esta parte de la escultura se completaría con otra hallada en las cercanías y conservada hoy en el Museo de Badajoz. Según esto, la escultura habría quedado partida en algún momento y sus dos partes habrían corrido distinta suerte. Por el momento esta hipótesis no ha podido ser comprobada.

A pesar de la belleza de la escultura de Juno y de su importancia patrimonial, la burocracia y una inexplicable dejadez por parte de las autoridades han hecho que la pieza no haya podido ser expuesta aún de forma definitiva en el yacimiento de Regina para disfrute del público. Tal y como informan los responsables del yacimiento de Regina Turdulorum, la diosa Juno languidece en un polígono industrial, con el rostro cubierto por una bolsa de basura que evita que se acumule sobre ella el polvo y la suciedad. La diosa, después de pasar dos milenios bajo tierra, continúa sepultada en un lugar inaccesible, a la espera de que la administración decida crear un espacio adecuado para su exposición. Por el momento, la diosa Juno no puede regresar a su hogar en Regina.

Hipótesis de reconstrucción de la escultura de Juno de Regina

Comentarios