Unas termas romanas en el corazón de Asturias

Promedio: 5 (1 voto)
Luis Manuel López | Noticia | 21/10/2018 - 15:11Comenta

Termas del yacimiento de Lucus Asturum

La ciudad de Lucus Asturum era un asentamiento romano poco conocido del que sólo sabemos lo que nos dicen algunos textos tardíos y lo que los arqueólogos han logrado sacar a la luz tras varias campañas de excavaciones. Su ubicación la convertía en un lugar de paso obligado para todos aquellos que se desplazaban desde Asturica Augusta, actual Astorga, hasta las zonas más montañosas de la actual Asturias o hacia Cantabria siguiendo el trazado de la costa. En época medieval siguió existiendo y jugó un cierto papel en la invasión musulmana y psoterior, llegando algunos textos a hablar de sus murallas, de las que no han aparecido restos. El yacimiento de Lucus Asturum está ocupado hoy por la localidad de Lugo de Llanera, cuyo ayuntamiento ha luchado por poner en valor algunos de sus restos arqueológicos en los últimos tiempos.

El último gran hallazgo que se ha producido en el yacimiento de la antigua Lucus Asturum han sido los restos de lo que fue en su momento un edifico de grandes dimensiones y que se ha interpretado como unas instalaciones termales modestas pero adecuadas para el tamaño de la ciudad romana. En concreto se trata de una estructura de cuatro habitaciones, el uso de dos de las cuales ha podido ser precisado por los arqueólogos: una de ellas era una sala caldeada a modo de sauna (caldarium) y la otra contenía una piscina. La arqueóloga Esperanza Martín, que dirige el equipo que trabaja en Lucus Asturum, ha señalado la importancia del hallazgo, aunque se ha mostrado prudente a la hora de hacer una valoración completa. Los restos han sufrido expolios y robos sistemáticos a lo largo de los siglos que han dificultado enormemente las labores de los arqueólogos, por lo que habrá que seguir excavando para conseguir una interpretación completa de este complejo termal.

El ayuntamiento de Lugo de Llanera se ha comprometido a seguir financiando parte de las excavaciones como ha hecho hasta la fecha así como a mediar ante las autoridades del Principado de Asturias y el Estado para lograr otras fuentes de financiación que permitan a los arqueólogos seguir trabajando y acondicionar el yacimiento para la visita de turistas. El yacimiento se ha abierto al público de forma excepcional tras conocerse este hallazgo, y los alumnos del colegio público de Lugo de Llanera han sido los primeros en poder acceder al recinto guiados por algunos de los arqueólogos que trabajan en él.

Fuente: El Comercio

Comentarios